Michael Jackson, un nombre de negocios

Los emprendimientos que conocemos del Rey del Pop son gracias a su persona y es por eso que Michael Jackson, un nombre de negocios, se lo debe todo a él.

Su estratosférica carrera comenzó cuando él era muy joven. Con cuatro de sus ocho hermanos formaron la banda Jackson Five.

No hace falta decir el éxito que tuvieron, con canciones que se hicieron mundialmente famosas como ABC o I Want you back.

Michael Jackson con once años ya demostraba que su voz y sus movimientos para bailar eran únicos.

A esa edad era el líder de la banda formada con sus hermanos y sabía que si se lanzaba como solista iba a tener un éxito total.

Su personalidad y su amor por la música hizo que todos sus negocios fueran pura y exclusivamente sobre la misma.

El hecho de que a los 10 años ya formara un grupo de música fue gracias a que desde muy chico, con menos de 5 años su voz ya sobresalía sobre las demás.

Su talento innato hizo que él mismo se diera cuenta de que si lo sabía utilizar lograría ser escuchado en todos los rincones del planeta.

Pero para eso había que practicar. Su voz, su cuerpo, sus movimientos y el carisma que tenía con sus seguidores fueron la clave.

Entendió cómo mejorar y superarse en cada uno de esos aspectos y volcar todo eso en un escenario.

La perfección era algo que estaba presente en cada acción que realizaba y para llegar a eso trabajó toda su vida.

Los detalles en cada cosa que hacía lo fueron convirtiendo en lo que finalmente llegó a ser; el Rey del Pop.

Su carrera como solista lo llevó a la cima del pop

En el año 1979 Michael Jackson decidió comenzar como solista lanzando su primer disco, Off The Wall, donde ya aparecían temas que iban a tener un éxito rotundo.

Su segundo disco fue el que cambió la historia de la música. Thriller fue una revolución tanto para la música como para los videoclips.

El disco fue el más vendido de la historia, dejando atrás a las más de cien millones de copias vendidas con los Jackson Five.

A partir de ese momento Michael Jackson empezó a convertirse en un ícono de la música, enamorando a todo tipo de público con sus grandezas a la hora de grabar un disco.

Eso lo convirtió también en una máquina de generar dinero, batiendo récord tras récord de ventas con los sucesivos discos que lanzaba.

En cuanto a los reconocimientos que tuvo en su carrera se encuentran varios récords Guinness, entre los cuales se encuentra el de ser el artista más exitoso de todos los tiempos.

Si hablamos de ventas, se estima que en todo el mundo se vendieron más de 750 millones de discos como solista.

El éxito en ventas lo sitúa dentro de un muy reducido grupo que logró ganar un Disco de Uranio, que se obtiene con la venta de más de 50 millones de discos vendidos de un solo álbum.

Sus innumerables premios lo convirtieron en el artista más premiado en la historia de la música popular.

Sin duda todo esto se traduce en ganancias. Si bien al momento de su muerte sus deudas ascendían a más de 350 millones de dólares, hoy sus ingresos son más del doble.

Michael Jackson, un nombre de negocios después de su muerte.

Las desorbitantes cifras se deben, por ahora, a los ingresos generados por los espectáculos que el Circ Du Soleil realizó en honor a su figura.

Otros de los ingresos millonarios que continúan activos son gracias al documental que se realizó con su último álbum This is it y la continua venta de sus discos que hoy en día siguen siendo un éxito.

Como sucede con artistas que ya no se encuentran entre nosotros, las grabaciones secretas o aquellas que no se conocen son también una futura fuente de ingresos.

Según los conocedores del tema, con estas canciones el negocio puede durar varios años más cuando lleguen a sus seguidores.

Si la idea de sus seres queridos es mantener su espíritu con todo el material que puedan llegar a sacar a la luz, sin duda lo van a lograr.

La llama de Michael Jackson, un nombre de negocios que se mantiene encendida va a seguir activa durante muchos años.

Sus canciones seguirán siendo escuchadas y lo que fue el disco más vendido de la historia de la música seguirá sonando durante décadas.

Más allá de que el Rey del Pop no esté entre nosotros, el impresionante legado que dejó se mantendrá entre nosotros por tiempo indeterminado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.