Kits que convierten un auto normal en eléctrico

Los autos eléctricos ganan cada vez más terreno en el mundo y ahora se venden kits que convierten un auto normal en eléctrico.

En la provincia de Misiones existe una empresa que se dedica a transformar un vehículo a nafta o diesel en eléctrico.

Con la transformación de un vehículo a eléctrico lo que se logra es entre otras cosas el cuidado del medioambiente, sin emisiones de dióxido de carbono.

El kit eléctrico es una alternativa a la compra de un vehículo eléctrico nuevo, y el costo de instalación supone una tercera parte del precio de un eléctrico nuevo.

La primera instalación la hicieron en una camioneta de carga liviana y luego de casi tres años el vehículo sigue funcionando sin gastar ni combustible ni aceite.

Hasta el momento este auto convertido a eléctrico recorrió 35 mil kilómetros sin ningún inconveniente y sigue funcionando.

El mercado al que apuntan es aquel que tiene que vehículos que funcionan todo el día, como los de reparto, pero el interés por el kit va desde particulares a empresas.

Hasta el momento llevan instalados unos 25 kits, algunos de ellos a flotas de vehículos de empresas, y las consultas que reciben son muchas.

Los kits eléctricos se importan desde China y se colocan en el país

Los kits son importados desde China y realizan la instalación en diferentes puntos del país.

Tienen talleres asociados en diferentes lugares, por lo que no es necesario ir hasta Misiones para realizar la conversión.

Kits que convierten un auto normal en eléctrico

En cuanto al precio de la conversión del vehículo a eléctrico el mismo depende de cuán grande sea el auto o qué peso tenga éste.

Para aquellos vehículos más pequeños el precio es de 5000 dólares, mientras que para los vehículos de hasta 3500 kilos el importe ronda los 13 mil dólares estadounidenses.

Si bien el kit de conversión es importado, la colocación se completa en cualquiera de los talleres asociados con los demás elementos necesarios para su funcionamiento.

La batería es de litio y está formada por un conjunto de celdas de este metal. La misma también es importada.

La empresa, llamada Electroauto es la encargada de la colocación de todo el cableado y elementos eléctricos, así como también del gabinete.

Todos los elementos deben tener unos estándares de seguridad, como por ejemplo el sellado del gabinete para que el sistema no entre en contacto con agua ni suciedad.

Una vez que el vehículo fue convertido a eléctrico es necesario contar con un punto de recarga. Este se instala en el domicilio del propietario.

El sistema de recarga consta de un enchufe de 20 amperes y una llave de seguridad. Además, al ser un sistema de carga inteligente prioriza el consumo de electricidad del hogar.

Lo recomendado es que la carga de electricidad del vehículo se realice durante la noche, que es cuando en el hogar no se consume tanta electricidad.

El tiempo que demora una recarga completa, es decir cuando el vehículo tiene la batería vacía, es de una cuatro horas.

Pero generalmente la batería nunca termina en cero, por lo que la recarga suele durar menos tiempo.

Si la carga se encuentra al 20%, una recarga que la lleva al 80% no tarda más de 45 minutos.

Cuando el vehículo se va a utilizar durante mucho tiempo se deberá cargar al 100% para mayor autonomía.

Si la carga se realiza completa, que llegue al 100%, entonces el auto tendrá una autonomía de más de cien kilómetros.

Kits que convierten un auto normal en eléctrico: ahorro y sustentabilidad

La ventaja de convertir un auto a eléctrico es que el mantenimiento es más simple y a la vez más económico.

No requiere de ningún cambio de filtro, ni de aceite ni de nafta. No se tienen que cambiar correas o piezas.

La empresa además brinda un mantenimiento a los seis meses totalmente gratuito y tiene una garantía de dos años una vez instalado el sistema.

El auto eléctrico se está convirtiendo de a poco en el transporte del futuro por el cuidado del medioambiente y por lo económico que resulta.

Por el momento los vehículos eléctricos no pueden realizar trayectos largos, entre otras cosas debido a que en las rutas no hay estaciones de recarga.

Pero para aquellos que necesitan utilizar el transporte sin tener que salir a la ruta es una opción muy recomenada.

En cuanto al precio de los kits eléctricos se espera que en un futuro no muy lejano reduzcan sus costos.

Para ello ya piensan en la fabricación de alguno de sus componentes a nivel local, así como las baterías de litio que tarde o temprano se fabricarán en el país.

Nuestro país viene atrasado con respecto a la fabricación de autos eléctricos y falta inversión para la producción en cantidad de unidades.

Ya se está hablando con los organismos del Estado para que brinden ayudas y puedan sacar regulaciones y certificaciones.

Este es un gran avance que tiene mucho futuro, por lo que seguramente en poco tiempo crecerá exponencialmente.

Los kits que convierten un auto normal en eléctrico pueden ser una opción en un futuro para el transporte en cualquier ciudad del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.