Cómo sacar un seguro para el automotor

El seguro automotor es algo fundamental a la hora de proteger un vehículo cuando le sucede algo al mismo. Pero cómo sacar un seguro para el automotor?

Lo primero que hay que saber es que para sacar el seguro hay que tener la documentación requerida al día.

El seguro automotor es un contrato que se firma con una compañía de seguros en el cual se detallan los diferentes hechos que le pueden ocurrir a un auto y que la aseguradora tiene en cuenta a la hora de actuar.

Existen diferentes tipos de seguros que una persona puede contratar.

Las opciones pueden ser para daños parciales, daños provocados a terceros, incendio total o parcial, destrucción total o el robo o hurto total o parcial del vehículo.

Qué seguros existen

Uno de los seguros que se pueden contratar es el de seguro contra terceros.Esto significa que cuando ocurre un siniestro entre dos vehículos el que provoca el accidente tiene asegurado el pago de los daños al otro.

Una vez realizada la presentación de los documentos el propietario del vehículo colisionado no tiene que pagar por lo daños ocasionados en su auto.

El dueño del vehículo que protagonizó el accidente no tiene derecho a reclamar a la aseguradora el pago de los daños causados en su auto, por lo que el arreglo de dichos daños tiene que ser asumido por él.

Cómo sacar un seguro para el automotor

La Ley Nacional de Tránsito exige que el seguro es obligatorio cuando una persona adquiere un vehículo, de lo contrario el vehículo no puede circular.

El seguro obligatorio cubre los daños ocasionados a personas o bienes, por lo que si una persona sale lesionada o fallece, los gastos corren por cuenta de la compañia aseguradora.

Esto se conoce como responsabilidad civil, y sirve para cubrir los gastos derivados del siniestro cuando los ocupantes del vehículo siniestrado sufran lesiones o la muerte por el accidente.

Cómo sacar un seguro para el automotor: documentación necesaria

Para contratar un seguro automotor es necesario contactar con la compañía aseguradora. Esta pedirá al titular del vehículo el DNI y una boleta de un servicio para comprobar el domicilio.

Para corroborar que quien asegura el auto es el titular del mismo deberá presentar la tarjeta verde.

También debe presentar el título del vehículo, donde aparecen tanto los datos del automotor como los de la persona dueña del mismo.

Otro documento que hay que presentar a la hora de contratar un seguro es la verificación técnica vehicular, conocida como VTV, la cual indica que el vehículo está en condiciones de circular.

Además hay aseguradoras que para la contratación realizan una verificación por su cuenta, para asegurarse de que el rodado cumple con los requisitos para poder circular.

Este punto es importante para aquellas personas que compran un auto usado.

Las compañías de seguro tienen en cuenta la antigüedad del auto que se va a asegurar, y por lo general no aseguran vehículos que tengan una antigüedad mayor a 20 años.

Por eso antes de contratar el seguro el titular un vehículo usado deberá preguntar cuáles son los requisitos ya que en algunos casos las compañías no aseguran autos de más de 10 o 15 años.

Esto se debe a que mientras más años tenga el rodado supuestamente más posibilidades de sufrir un accidente tenga, por lo que si tiene mucha antigüedad suelen no asegurarlo.

Seguros para autos antiguos o clásicos

Para estos casos existen los seguros para autos antiguos o clásicos, los cuales deberán cumplir con ciertos requisitos para poder contar con un seguro.

Por tanto si el vehículo tiene una antigüedad mayor a 15 años hay que informarse bien sobre cómo sacar un seguro para el automotor con estas características.

Como mencionábamos anteriormente, se pueden asegurar vehículos de manera parcial, contratando un seguro contra terceros.

Pero también existe el seguro contra todo riesgo. Este último naturalmente es más costoso ya que abarca más aspectos que el primero.

Es importante informarse sobre los seguros ya que dentro de las categorías puede haber variaciones sobre qué cubre cada uno.

Puede haber casos en los que el que cubre a terceros puede incluir también la rotura de vidrios, lunetas o diferentes partes del vehículo.

En cuanto al seguro contra todo riesgo tambiés es importante saber exactamente contra qué está cubierto el auto para no llevarnos ninguna sorpresa a la hora de reclamar.

Hoy en día la contratación de seguros se puede realizar de manera rápida y sencilla.

Se puede contratar desde casa de manera online o bien llamando por teléfono a la compañía aseguradora y concertando una cita presencial.

El seguro de un auto se puede pagar de diferentes maneras, siendo mensual o trimestral algunas de las opciones. Eso dependerá de la aseguradora que se contrate.

Hoy en día existen muchas opciones de compañías aseguradoras para elegir cuál es la que más conviene para cada caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.