Cómo conservar los huevos en buen estado

Los huevos son uno de los alimentos con más proteínas y vitaminas y por eso es importante saber cómo conservar los huevos en buen estado.

Una vez que compramos los huevos, mirando siempre que no estén vencidos, tenemos el hábito de ponerlos en la puerta de la heladera.

En realidad esto se debe a que las heladeras vienen con un espacio específico para guardarlos, pero debemos saber que no es lo más conveniente.

Se sabe que los huevos no son muy amigos de los cambios bruscos de temperatura ya que esa variación de temperatura ayuda a que se pongan feos.

Para aquellos que vivieron la experiencia de tener huevos podridos, saben que el olor que emanan es bastante desagradable.

Pero además del mal olor es importante saber que si una persona consume huevos en mal estado puede llegar a contraer enfermedades.

Es verdad que si la conservación se hace en las condiciones adecuadas, los huevos son uno de los alimentos que más tiempo se conservan.

Entonces la pregunta es cuál es la temperatura a la que se deben conservar? Bueno, vamos a explicarlo de manera clara.

Cómo conservar los huevos en buen estado

Dónde conservar los huevos una vez comprados

Para empezar lo recomendable es que los huevos se guarden en la heladera una vez que se compran en el supermercado.

Se estima que si se mantienen a la temperatura adecuada los huevos pueden durar más de tres semanas.

El lugar correcto donde se deben guardar los huevos es en el fondo de la heladera y esto se debe a que allí es donde la temperatura es más constante.

Como decíamos anteriormente, tenemos la mala costumbre de guardarlos en la puerta de la heladera porque es ahí donde está el espacio para ello.

El problema de tenerlos en la puerta es que si la heladera se abre con frecuencia, la temperatura tiene una variación permanente.

En el fondo de la heladera la temperatura se mantiene mejor porque no sufre tanto cambio cuando se abre.

¿Entonces una vez comprados los huevos no pueden estar fuera de la heladera? Bueno, la realidad es que si.

Pero hay que tener en cuenta que si no se guardan en frío, su conservación es mucho menor, de hecho duran en buen estado poco más de una semana.

Se pueden comprar huevos frescos y consumirlos el mismo día, pero a veces por cuestiones obvias esto no se puede hacer.

Si consumimos una comida que lleva huevo y no utilizamos la totalidad comprada es mejor guardar los huevos que sobraron en frío.

Si se guardan a temperatura ambiente se pondrán en mal estado mucho más rápido que si los dejamos en la heladera.

La temperatura ambiente ayuda a que se formen bacterias y microorganismos, así que para evitar que esto suceda mejor mantenerlos en la heladera.

Se deben sacar los huevos de la heladera con mucho tiempo de antelación a cocinarlos?

La respuesta a esta pregunta es no. Los huevos se tienen que sacar de la heladera poco tiempo antes de consumirlos.

Generalmente se recomienda no tenerlos más de dos horas fuera de la heladera si se conservaron ahí.

Hay veces que la gente saca los huevos de la heladera y los deja unas cuantas horas para que tomen la temperatura ambiente.

Esto no se debe hacer porque hay posibilidades de que ese cambio de temperatura haga que se pongan feos.

Y si hervimos huevos y nos sobran, ¿cuánto dura un huevo cocido? Bueno, vamos a ver cómo proceder con un huevo cocido.

El huevo cocido se puede guardar en la heladera, y puede permanecer ahí de cinco a siete días. cuando sea el momento de sacarlos para consumir, no tiene que ser con más de dos horas de antelación.

Es importante que los huevos cocidos tengan la cáscara intacta, sin que se haya roto. En el caso de que esto haya sucedido, entonces se deben consumir de inmediato.

Una vez que se sacan de la heladera para consumirlos, en lugar de esperar a que dejen de estar tan fríos es aconsejable ponerlos en un recipiente con agua caliente para luego comerlos.

Para poder disfrutar de un plato que contenga huevo es importante saber si el huevo está feo, podrido o malo.

Entre las características que tiene un huevo en mal estado están su olor, si se siente un olor desagradable es mejor tirarlo a la basura.

Otra prueba para saber si el huevo es fresco es meterlo en un recipiente con agua natural y ver si flota o se hunde.

Si ocurre lo primero significa que el huevo está pasado. Si por el contrario se hunde, eso es una señal de que el huevo se encuentra en condiciones de comerlo.

Por seguridad, si sacamos de la caja un huevo y la cáscara está rota, es mejor desecharlo ya que es probable que no esté en buen estado para su consumo.

Sabiendo todas estas características sobre los huevos podremos asegurarnos de preparar buenos platos con ellos.

Para quienes no acostumbran a preparar comidas con huevo les recomendamos buscar recetas porque hay mucha variedad para sorprender a los invitados en una comida.

Para aquellos que tenían dudas sobre cómo conservar los huevos en buen estado esperamos que les haya servido como guía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.