Billetes con errores que valen más

En todos los países podemos encontrar billetes con errores que los coleccionistas persiguen ya que su valor es muy alto.

Hace unos días pudimos ver en algunos portales los billetes de 500 pesos que fueron impresos con un error que los hace muy buscados.

Los coleccionistas suelen estar atentos a estas fallas de impresión ya que un billete con fallas es para ellos algo muy interesante.

Los valores de estos billetes con errores pueden variar mucho dependiendo del ejemplar o de su valor real.

Al ser pocos y estar en circulación, es muy difícil encontrar uno, ya que generalmente la gente no se fija en ellos con tanto detalle.

Para eso están aquellos que coleccionan billetes, quienes al advertir una falla de impresión le ponen valor para poder obtenerlos.

Las fallas en los billetes pueden estar tanto en la impresión como en la ortografía, y eso les da un valor añadido que puede superar ampliamente su valor real.

En el caso del billete de 500 pesos, este ejemplar fue impreso con un error en la parte inferior izquierda, donde aparece una flor.

Los billetes de 500 pesos sin errores tienen en ese lugar un cachorro de yaguareté que si bien es pequeño se ve claramente.

En el caso del billete con el error de impresión podemos apreciar que una flor tapa parte del cuerpo del yaguareté.

Esta flor no está en casi ningún billete, por lo que la falla que tiene lo hace muy interesante tanto para los coleccionistas como para quien lo tiene.

El valor de este billete que puede llegar a tener en el mercado es muy alto, superando a veces los 150 mil pesos.

Billetes con errores de 1000 pesos y de 200 pesos

Podemos encontrar también billetes con errores de otras denominaciones, donde se puede apreciar que la impresión no está completa.

Es el caso de los billetes de 1000 pesos argentinos, los cuales tienen el dibujo incompleto y el fondo del reverso sin terminar.

El reverso de estos billetes viene impreso con el mapa de la República Argentina, y con el dibujo de un árbol con un nido de hornero, animal elegido para este billete.

En el caso del billete con fallas de impresión, podemos ver claramente que no aparece ni el mapa ni el árbol con el nido de hornero.

Cuando sucede algo así, los coleccionistas se ponen a buscar estos billetes ya que al ser pocos son muy interesantes.

Es verdad que el valor puede llegar a los 100 mil pesos o incluso superarlo, pero hay que tener en cuenta también que no son fáciles de vender.

Una persona que tenga estos billetes con errores puede poner un anuncio en algún sitio web para venderlo, pero no siempre aparecen compradores.

En el año 2016 fueron impresos una serie de billetes de 200 pesos que tenían una falla de impresión que se veía claramente.

Es verdad que siempre son pocos los billetes que salen mal impresos, pero justamente por eso y por estar en circulación los hacen más valiosos.

Estos billetes de 200 pesos venían impresos con una doble numeración, que daba la sensación que fueron mal cortados.

Los billetes de 200 pesos de curso legal vienen una una única numeración en la parte superior derecha del reverso.

Los billetes que circulan con errores de impresión tienen una numeración en la parte superior y otra en la parte inferior del reverso.

Si bien dichas numeraciones no se ven completas, el valor que le añade ese error al billete puede alcanzar los 100 mil pesos.

Dólares con errores de impresión

Pero esto sucede con los billetes de cualquier lugar del mundo, y es que a veces las máquinas que imprimen suelen tener alguna falla.

Al no ser tan habituales, estas fallas suben la cotización de estos ejemplares y los coleccionistas salen a la caza del tesoro.

En el año 1995 en Estados Unidos se imprimió un billete de un dólar con errores, que en este caso salieron con una mala alineación.

Cuando fueron vistos en circulación, los coleccionistas comenzaron a buscarlos y su valor llegaba a los 600 dólares.

El error de alineación en la impresión hizo que un sello negro en el reverso del billete no salga completo, lo que subió su valor automáticamente.

Para darse cuenta de estos errores hay que estar muy atentos, y en líneas generales los que no nos dedicamos a esto no solemos prestar atención.

Pero sabido que hay billetes con errores de impresión, a partir de ahora podemos mirarlos mejor, quizás en algún momento nos llevemos una grata sorpresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.