Quinoa, el superalimento milenario

Aunque es un alimento que se remonta a la época precolombina, la quinoa, el superalimento milenario se puso de moda hace relativamente poco.

Si bien tiene muchas características como para catalogarla como cereal, la quinoa es una semilla.

Su consumo se remonta a unos 5 mil años atrás, cuando en la zona de Perú y Bolivia se plantaba y consumía.

Estos dos países fueron los encargados de que se dé a conocer a nivel mundial y hoy en día comercializan el 75 por ciento de lo que se consume en el mundo.

La quinoa es uno de los alimentos más completos y con unas propiedades extraordinarias, por eso es recomendado por los nutricionistas.

Al ser una semilla tan completa, entra en la dieta de deportistas, de quienes quieren perder peso, de niños, adultos, personas celíacas o con diabetes.

Otra de las características que tiene la planta de quinoa es la de su adaptación a los diferentes climas.

Puede crecer en la altura con falta de oxígeno, en zonas con poca agua o donde la misma contiene gran salinidad, incluso aguanta heladas y altas temperaturas.

Es una planta que se puede cultivar en zonas que están al nivel del mar así como en alturas de hasta 4000 mil metros.

Es por esto que muchos países del mundo comenzaron a cultivarla y hoy en día más de cien países la producen.

Según los datos que se manejan se estima que la producción mundial total está cerca de las 200 mil toneladas.

¿Por qué su consumo se potenció tanto en los últimos años? Bueno, esto se debe a lo que mencionábamos al principio, sus propiedades.

La quinoa es un pseudocereal en el que se pueden encontrar todas las vitaminas y aminoácidos considerados esenciales para el cuerpo.

Quinoa el superalimento milenario

Propiedades y beneficios de la quinoa

La quinoa es altamente proteica y es un buen sustituto de los cereales debido a que no contiene gluten.

Es un alimento muy recomendado para la dieta de los adultos mayores debido a que ayuda a mantener un peso saludable.

También ayuda a mantener la masa corporal y una buena condición física, lo que conlleva a una mejor calidad de vida.

Por su alto contenido proteico las personas vegetarianas la utilizan como un sustituto de la carne.

Si hablamos de sus valores nutricionales contiene ácidos omega 3 y omega 6 y tiene un alto aporte de fibra.

Este aporte de fibra permite mejorar el tránsito intestinal y contribuye al desarrollo de la flora bacteriana.

Según los estudios realizados, 100 gramos de quinoa contienen casi 400 kilocalorías, además de 69 gramos de hidratos de carbono.

Aporta 6.3 gramos de grasas, 16.5 gramos de proteínas y en menor medida aporta minerales como fósforo, magnesio, zinc, calcio y hierro.

También contiene ácido fólico, y vitamina B2, importante para el crecimiento y desarrollo del cuerpo.

Otro dato importante es que no contiene gluten, por lo que se puede incluir en la dieta de aquellas personas celíacas.

Para las personas con diabetes es un alimento importante ya que esta semilla tiene un bajo índice glucémico.

Debido a su alto contenido de calcio, favorece a que las personas no desarrollen fragilidad ósea u osteoporosis y ayuda a evitar la descalcificación.

Quinoa, el superalimento milenario de fácil preparación y consumo

Lo primero que tenemos que saber es que para consumir la quinoa primero se tiene que lavar como si de un cereal se tratara.

Luego del lavado se tiene que cocinar y para ello se debe hervir en agua durante unos 15 o 20 minutos.

Una vez que con el hervor la semilla se abre ya está lista para consumir, pudiéndose utilizar como acompañamiento en viarias recetas.

Se puede comer como ensalada, utilizar como relleno en diferentes verduras, se pueden hacer hamburguesas o prepararla en sopas.

Existen tres tipos de quinoa, la quinoa blanca, quinoa roja y quinoa negra, siendo la primera la variedad que más se conoce.

La quinoa blanca tiene un sabor suave y una textura esponjosa, pudiéndose combinar en diferentes recetas.

La quinoa roja se puede consumir con ensaladas o con fruta y tiene un saber un poco más intenso que la blanca.

Por último, la quinoa negra tiene un sabor más dulce y es más crujiente y se puede combinar también en ensaladas, frías o calientes.

Con toda esta información, si todavía no probaste la quinoa, el superalimento milenario ya es hora de que lo vayas haciendo.

Es un alimento fácil de preparar y con una gran variedad de combinaciones que aporta todo lo necesario para el cuidado de nuestro cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.