Cómo hacer yogur casero

El yogur es un alimento que contiene gran cantidad de nutrientes que se obtiene de la fermentación de la leche, así que vamos a explicar cómo hacer yogur casero.

Se consume desde hace miles de años y contiene gran cantidad de vitamina B y es rico en probióticos, microorganismos vivos beneficiosos para el cuerpo.

El yogur tiene una baja densidad energética y ayuda a regular el funcionamiento del intestino y de su flora bacteriana.

El proceso de elaboración es bastante sencillo que no necesita mucho tiempo, además de se económico.

Para preparar yogur en casa solo necesitaremos un litro de leche, un yogur natural y recipientes de vidrio.

En cuanto a la leche que se debe utilizar es recomendable tener leche entera y para que no se contamine conviene esterilizar los frascos.

Si es posible comprar leche fresca mejor, ya que es la recomendable por tener sus bacterias activas.

La leche que se compra y se puede guardar afuera de la heladera está sometida a un proceso de ultra pasteurización que no nos sirve para hacer yogur.

Cómo hacer yogur casero

Preparación e ingredientes para hacer yogur casero

Para comenzar pondremos la leche en una olla y la calentaremos a fuego medio, revolviendo de vez en cuando.

Vamos a tener preparado un yogur natural sin azúcar que lo vamos a utilizar como fermento, mientras mejor sea el yogur mejor saldrá.

La leche en el fuego tiene que llegar a 80 grados, es decir un poco antes de entre en hervor, por lo que hay que tener controlada la temperatura.

El paso siguiente será mezclar el yogur con la leche que tenemos en la olla, se puede añadir directamente.

Otra opción es sacar un poco de leche de la olla y ponerla junto con el yogur, revolverla y luego mezclarla con el resto de la leche.

Es importante que cuando se añada el yogur se revuelva bien para que se mezcle de manera correcta.

Una vez que está mezclado debemos colocar la preparación en un frasco grande. El frasco tiene que ser de un material que pierda el menor frío posible.

Si podemos conseguir frascos de vidrio sería lo ideal, recipientes de metal también se pueden usar, y si solo tenemos de plástico el resultado va a ser bueno.

Es importante que el recipiente que se use no tenga tapa una vez que lo llenamos, un repasador o un trapo limpio es lo aconsejable.

A continuación hay que llevar el yogur que hicimos a un lugar cerrado, puede ser una caja, adentro de un armario donde uno quiera.

El yogur tiene que permanecer al menos 6 horas, aunque si lo dejamos hasta 12 horas el resultado será mejor.

Si el yogur se hace a la noche es ideal para dejar guardado envuelto toda la noche, a la mañana siguiente ya estará listo.

El hecho de dejarlo unas 12 horas hace que el yogur tenga buena textura, porque si bien a las 6 horas se puede consumir, la textura no será la ideal.

En cuanto a la textura, para que quede más consistente y más cremoso se le puede poner 50 gramos de leche en polvo.

No es recomendable añadir ningún endulzante, pero si no nos gusta el yogur natural sin azúcar una opción es ponerle un poco de miel a la hora de comerlo.

Para aquellos que tienen una yogurtera mejor, lo que hace es mantener la temperatura constante.

Por eso en el caso de no tener una yogurtera reemplazamos ese paso con una toalla, repasador, manta o algo que se asemeje.

El yogur es un alimento que se puede comer a cualquier hora del día, así que tener en la heladera un yogur siempre viene bien.

Para quienes se aventuran en la cocina, existen muchas comidas que llevan yogur, también

puede acompañar al helado si se quiere.

Así que ahora que saben cómo hacer yogur casero hay que ponerse manos a la obra! ya verán que el resultado no los va a decepcionar.

Recuerden que mientras mejores sean los ingredientes mejor va a salir el yogur, aunque si lo les queda a mano el del mercadito cerca de casa vale.

Es importante respetar los tiempos y las cantidades porque de lo contrario puede que no nos salga el producto que buscamos.

El yogur casero es mucho más sano que la mayoría de los yogures que encontramos en los supermercados, sobre todo los que les gustan a los chicos.

Así que para ellos, un buen yogur hecho en casa con un poco de mermelada o miel les va a encantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.