Starlink Argentina

Con el objetivo de brindar internet en zonas de difícil acceso Elon Musk inscribió en el país Starlink Argentina S.R.L.

Este proyecto de internet satelital está controlado por Holdings Netherlands y Space X Netherlands.

Dichas firmas que son propiedad del multimillonario empresario ofrecerán internet a empresas o individuos.

Con la inscripción de esta sociedad en la Inspección General de Justicia se dio el primer paso para que la empresa pueda operar en el país.

Starlink Argentina busca brindar conectividad a internet por satélite para proporcionar sus servicios.

Para poder acceder al servicio es necesario descargar una aplicación a través de la cual se direcciona la antena receptora.

Una vez que la antena recibe la señal comienza a reproducirla en los diferentes dispositivos que se quieran utilizar.

Según se pudo saber, el precio que tiene el servicio en otros países es de 99 dólares mensuales para poder utilizarlo.

A ello se le tienen que sumar 499 dólares para el equipamiento para una conexión de entre 100 y 200 Mbps.

La idea del proyecto Starlink es llevar la conexión de internet a todos los rincones del planeta por medio de miles de satélites.

Una vez que los satélites están en órbita, el usuario podrá pagar una suma mensual y conectarse con cualquier dispositivo.

El funcionamiento del servicio se produce gracias a los satélites que se encuentran en una órbita baja.

Para poder tener una conexión que funcione es necesario que el lugar tenga una vista abierta al cielo para que la señal llegue sin problemas.

En esta versión beta los usuarios podrán conectarse con una velocidad de banda ancha mucho mayor que la que tiene la fibra óptica.

Starlink funciona gracias a una constelación de satélites cercanos a la tierra que orbitan alrededor de todo el mundo.

Starlink-Argentina

Cómo funciona el servicio de internet satelital Starlink

Los servicios de internet satelital que existían hasta el momento funcionan a través de satélites denominados geoestacionarios únicos.

Estos satélites no están en órbita (por eso se llaman geoestacionarios) y se encuentran a una distancia de 35 mil kilómetros.

En este caso los satélites de Starlink están en órbita, por lo que recorren todo el planeta, y al orbitar a unos 550 km de la tierra la señal llega más rápido.

Esto permite que el tiempo de ida y vuelta que tardan los datos en llegar del usuario al satélite, conocido como latencia, sea mucho menor.

Hasta el momento la velocidad de conexión de este proyecto es baja en comparación con la que brindan otras empresas de internet satelital.

El objetivo es aumentarla hasta llegar a los 10 GB, y para ello está previsto que se lancen 120 satélites por mes para llegar a la meta establecida.

La idea es poner en órbita un total de 12 mil satélites para que los usuarios puedan conectarse desde cualquier lugar.

La empresa apunta a que el servicio llegue a los lugares donde el cable de fibra óptica no puede llegar por estar alejados de los núcleos urbanos.

De esta manera, las zonas más alejadas como pueden ser las zonas rurales o de difícil acceso pueden tener conexión a internet.

Cómo contratar el servicio de internet satelital

Para todas las personas interesadas en adquirir el servicio de internet satelital de Starlink, la empresa habilitó una página web oficial.

Para contratarlo es necesario acceder a la página web y registrarse, y una vez realizado el trámite la empresa informará sobre la disponibilidad existente.

Una vez aceptada la inscripción, la empresa enviará por correo el kit para la instalación del servicio.

Dentro de este kit se encuentra la antena, los cables correspondientes, la base, la fuente de energía y el router Wi-Fi.

Es importante saber que cuando se instale la antena la misma tiene que estar en un lugar con altura y sin objetos que puedan hacer interferencia.

Una vez que se descarga la aplicación para instalar el servicio, la misma indica cuál es la mejor ubicación para colocar la antena.

Como suele suceder cada vez que aparece un servicio nuevo, el precio para contratarlo comienza siendo elevado.

Desde la empresa aseguran que están trabajando para poder reducirlo y que sea más accesible para los interesados.

El primer paso para tener el servicio fue dado con la inscripción en el país, aunque todavía no se sabe la fecha exacta en la que comenzará a funcionar.

La preinscripción para contratar el servicio ya está abierta y se estima que para el 2023 ya esté en funcionamiento.

Para reservarlo es necesario abonar la suma de 99 dólares y esperar a que la empresa apruebe su disponibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.