Ñoquis del 29: de dónde viene la historia

Para hablar de la historia de los ñoquis tenemos que remontarnos a algún siglo pasado y dirigirnos, por supuesto, a Italia.

Si bien se habla del siglo III, o del año 1700, lo que está claro es que el plato viene del país de la pizza y la pasta, de una zona llamada Véneto.

La historia cuenta que un hombre apareció en un domicilio de una humilde familia pidiendo lugar para dormir y comer.

Ésta le ofreció un plato de ñoquis al hombre para que pueda comer, a lo que el hombre agradecido les agradeció y les auguró abundancia y prosperidad.

Según cuenta la historia, ese día fue un 29, por lo que a partir de ese momento todos los 29 de cada mes se comenzó a comer ñoquis.

Puede haber existido ese momento, lo que se sabe es que la papa no existía en Europa en esos tiempos, por lo que la masa sería otra.

La papa fue introducida en el viejo continente a partir de la inmigración que tuvo la región de Sudamérica, territorio nativo del tubérculo.

Pero también existe otra historia del por qué se comen los ñoquis los días 29 de cada mes, y fue en un campo de la región de Piamonte.

Ésta cuenta que luego de una pésima cosecha de trigo en el año 1690 se comenzó a utilizar la papa por necesidad.

Se comenzó a hervir y luego se trituraba para hacer la masa de este plato tan conocido mundialmente.

Ese día era un 29, algunos dicen de julio, otros de diciembre, y por ese motivo se convirtió en costumbre comer ñoquis.

Sea cual sea la verdadera historia, los ñoquis se hicieron famosos en todo el mundo, incluida argentina por su inmigración italiana.

Ñoquis del 29 de dónde viene la historia

Recetas para preparar los mejores ñoquis

La palabra Gnocchi significa grumo, y es una mezcla de papa triturada con harina, ingrediente que se comenzó a usar luego de la sequía de trigo que azotó parte de Italia.

Es un plato que no requiere mucho gasto, de hecho una de las historias que se conocen dice que se comen el 29, es fin de mes y no alcanza para otra comida.

Pero dejemos de lado la historia y vayamos al grano; cómo se hacen los ñoquis? vamos a ver algunas de las recetas más deliciosas para comer.

Inicialmente fueron los ñoquis de papa los que aparecieron en la mesa, pero luego las recetas fueron cambiando y hoy en día encontramos varios tipos.

Hay que decir que es una comida fácil de hacer, económica y muy rica, además de aportar muchas calorías.

Para la preparación necesitaremos papas sin pelar, para que queden más consistentes a la hora de mezclarlas con la harina.

Este último es otro ingrediente que vamos a utilizar para hacer la mezcla, por lo que dejemos a mano un paquete.

Una vez hervidas las papas, las pelamos y luego las trituramos con un tenedor, por ejemplo, o con una trituradora si la tienen.

A medida que se va pisando la papa se puede ir condimentando, un poco de sal y otro de pimienta para darle sabor.

A continuación se agrega huevo batido y harina, ésta última poco a poco para que no queden grumos.

Cuando ya tenemos la mezcla hecha lo siguiente será estirar la masa y armar rollos largos para poner en la mesada.

Con un cuchillo iremos cortando el rollo en partes pequeñas, de unos dos o tres centímetros, antes habiendo puesto harina en la mesada para que la masa no se pegue.

Para darle la forma tradicional que tienen los ñoquis, podemos agarrar un tenedor y pasar la masa por el mismo.

A medida que le vamos dando la forma, los dejamos en una bandeja con un poco de harina, intentando dejar espacio entre ellos para que no se peguen.

Cómo saber cuándo están listos para servir

Una vez cortados los ñoquis y puestos en la bandeja, tenemos que poner agua al fuego y esperar a que hiervan.

Cuando ponemos los ñoquis en el agua veremos que éstos se van hacia abajo, por lo que debemos esperar a que suban.

Una vez que están arriba, es hora de sacarlos, esto no tarda mucho en suceder, solo unos pocos minutos.

Acá viene una parte muy importante del plato, y es la salsa con la que van a ir acompañados los ñoquis.

Una buena salsa de tomates casera queda perfecto, pero a ésta le podemos agregar un poco de zanahoria y cebolla para darle más sabor.

Otra opción es hace la famosa salsa boloñesa, añadiendo carne a la salsa, y siempre sobre la salsa un poco de queso de rayar.

Los ñoquis también se pueden preparar de ricota o de zapallitos, incluso hay quien los prepara con batata.

Cualquier receta quedará bien, dependerá del gusto de quien los haga y de qué manera quiere sorprender a los comensales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.