Guerra Rusia-Ucrania: claves de un largo conflicto

La guerra entre Rusia y Ucrania finalmente estalló. Lo que venía siendo una amenaza se transformó en realidad.

Con su presidente Vladimir Putin a la cabeza, Rusia decidió pasar a los hechos e invadir Ucrania.

¿Pero qué se sabe de este conflicto que lleva décadas latente? Para entenderlo debemos remontarnos a cuando Rusia era la URRS.

La Unión Soviética fue disuelta en el año 1991 con la firma de un acuerdo en el que Rusia reconocía la independencia de países como Ucrania.

Si bien la disolución de la URRS fue a fines de diciembre del año 1991, el 1 de diciembre Ucrania realizó un referéndum para votar por su independencia.

Este referéndum sale a favor de la independencia y Rusia, con Boris Yelstin como presidente la reconoció automáticamente.

Aún con la independencia, Ucrania continuaba dependiendo de Rusia políticamente, lo que molestaba a sus ciudadanos.

Una semana después de haber conseguido la independencia, Ucrania Rusia y Bielorrusia firman un acuerdo.

En este acuerdo los tres países forman lo que se denomina una Comnidad de Estados Independientes.

Guerra Rusia-Ucrania claves de un largo conflicto23

Tres años más tarde se firma un memorándum en el que figura Estados Unidos como firmante testigo de que se respetará la independencia de Ucrania.

En este acuerdo se manifiesta expresamente que las fronteras de Ucrania serán respetadas por Rusia.

A cambio de la independencia y soberanía del pueblo ucraniano, Rusia pone como condición que éste debe dejar las armas atómicas.

En el año 1997 los dos países que ahora están en guerra firman un acuerdo de cooperación y amistad.

Pero la relación que quiere entablar Ucrania con la OTAN continúa irritando a Rusia, que quiere mantenerse alejado de occidente.

EL objetivo de Rusia es que ninguna exrepública soviética forme parte del Tratado del Atlántico.

Acercamiento de Ucrania a occidente

Ucrania continúa expresando su voluntad de ser miembro de esta alianza, lo que pone furioso al Kremlin.

Ya con la independencia, Ucrania se comienza a mostrar poco comprometida con el acuerdo de Comunidad de Estados Independientes ( CEI ).

Desde entonces se suceden tensiones socio-políticas entre los dos países y los presidentes que asumen en Ucrania muestran su interés por un acercamiento a occidente.

Entre los años 2005 y 2014 la tensión se mantiene y las diferencias hacen que en el año 2006 se produzca la guerra del gas.

En el año 2004 la OTAN consiguió mediante un acuerdo en el año 1997 con el entonces presidente de Rusia el ingreso de algunos países a la Alianza Atlántica.

Con este avance se permitió que países como Bulgaria, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia sean miembros de la OTAN.

También sumó a exrepúblicas soviéticas como eran Lituania, Estonia y Letonia, pero Rusia tenía claro que Ucrania se iba a mantener al margen.

En ese momento Rusia mantenía la firme convicción de que la guerra Rusia-Ucrania iba a continuar.

En el año 2014 Ucrania avanzaba con la idea de ser parte de la OTAN y lo demostró firmando un acuerdo con la Alianza.

Si bien este acuerdo no hacía miembro a Ucrania, le permitía una vinculación político-económica al país.

En otras palabras, Ucrania con este tratado comenzaba a alejarse de la influencia que tenía Rusia sobre su territorio.

Esto no gustó nada al Kremlin, quien con presiones no permitió que el acuerdo siga adelante, lo que provocó un estallido social en Ucrania.

Las marchas claramente europeístas obligaron al entonces presidente de Ucrania Viktor Yanukóvich a dejar el poder.

Este estallido social se conoció como Euromaidán, y en él se encontraban los ciudadanos pro europeos y nacionalistas.

Independencia de Crimea, Donetsk y Lugansk continuidad de la guerra Rusia-Ucrania

El estallido social vivido en la Plaza Maidán en Kiev enfureció a los ciudadanos prorrusos en Ucrania.

Como respuesta consecuente, Rusia decide tomar la ciudad de Crimea para luego anexarla a territorio ruso.

En el año 2014 se desata la guerra conocida como la guerra del Donbass, región prorrusa ubicada al este del país.

El 6 de abril del 2014 comienza esa guerra que guarda relación con lo que se se está viviendo en estos días en el territorio ucraniano.

Para echar más leña al fuego, hace unos días el presidente Putin reconoció a las provincias de Donetsk y Lugansk como independientes.

Esto demuestra que Rusia no quiere bajo ningún concepto que Ucrania de un giro definitivo hacia Europa.

Desde que se recrudeció el conflicto en el año 2014 ya se produjeron más de 14 mil muertes entre civiles y militares.

Como consecuencia del conflicto armado comenzado hace dos días, tanto miembros de la Unión Europea como Estados Unidos decidieron aplicar sanciones a Rusia.

En este sentido, Estados Unidos tomó la decisión de bloquear todo movimiento económico interbancario como represalia.

En cuanto a la economía global la guerra entre Rusia y Ucrania ya está mostrando las primeras consecuencias.

En las últimas 24 horas el precio del gas y del petróleo sufrieron subas importantes manteniendo en vilo a Europa y desestabilizando el mundo.

Los miembros de la UE esperan no tener que responder a un posible ataque de alguno de sus países miembros, aunque está preparada para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.