Gin: historia de una bebida de moda

El Gin es una bebida que existe hace mucho tiempo, pero está viviendo una de sus mejores etapas en todo el mundo.

Durante años el gin y otras bebidas alcohólicas se utilizaron para fines medicinales, diciéndose que curaba el cuerpo y el alma.

Pero también este aguardiente hace años que es consumido como bebida en eventos y reuniones en todo el mundo.

Esta bebida es producto de la destilación de la cebada sin maltear aunque también se utiliza centeno o maíz.

Para hablar de su origen nos tenemos que remontar al siglo XIII cuando Francisco Silvius, un alemán que vivía en Holanda realizaba un experimento.

Silvius estaba experimentando para encontrar un medicamento que lograra mejorar la circulación de la sangre.

Luego de algunas pruebas y descubrimientos logró dar con un producto que fue el comienzo de la ginebra.

Las repercusiones hicieron que la receta de esta bebida llegue a Londres, donde nace lo que hoy se conoce como gin.

En esta ciudad inglesa comenzó a producirse el gin, pero para ello hacía falta una licencia que luego fue abolida.

La producción tuvo un importante aumento ya que el consumo fue cada vez más alto, entre otras cosas porque a los trabajadores les pagaban con gin.

Eso trajo alguno inconvenientes ya que el alcoholismo hacía que los trabajadores fueran menos productivos.

Pero vamos al grano y metámonos en algunos detalles sobre cómo se fabrica el gin y qué materia prima es necesaria.

Una de las características más importantes del gin son las hierbas aromáticas, frutos rojos y demás elementos botánicos que se utilizan.

Esto influye directamente en el sabor final que va a tener la bebida, siendo las variedades y cantidades el secreto mejor guardado.

Gin historia de una bebida de moda

Tipos de ginebra, clasificación y detalles para su fabricación

Si bien existen diferentes tipos de gin, esta bebida tiene la característica particular de se una bebida aromática hecha únicamente con bayas de enebro.

Si dividimos en etapas su fabricación, en la primera se fermenta el líquido que sale del grano de la cebada.

Inmediatamente después este licor resultante sufre un proceso de destilación que luego se aromatiza.

A partir de la segunda destilación se agregan diferentes hierbas con el fin de rebajar su fuerte sabor logrando que sea más suave para el paladar.

Uno de los mejores secretos del gin es la variedad de hierbas aromáticas que se le añade luego de la destilación.

También la proporción que se añade es fundamental para darle el sabor y el aroma finales, predominando siempre su alta graduación alcohólica.

El resultado del proceso completo es un gin que debería tener todos sus sabores correctamente equilibrados.

Antiguamente esta bebida era consumida por cualquier persona, desde los trabajadores hasta las clases sociales más altas.

A raíz de los impuestos para su fabricación que se fueron poniendo, hacer gin comenzó a ser cada vez más caro.

Eso hizo que de a poco las clases altas comenzaran a predominar en la compra del gin ya que era la única que podía hacerlo.

Desde entonces se fue haciendo lugar a la idea de que esta era una bebida que disfrutaba la clase más pudiente.

En la actualidad se consume en cualquier bar o coctelería y existe una gran variedad de tragos como puede ser el conocido Dry Martini.

Gin & Tonic, un clásico moderno

El trago más popular de esta bebida es el Gin & Tonic, ideal para refrescarse mientras se comparte un buen momento entre amigos.

Hoy en día existen muchas marcas de gin y son cada vez más los diferentes sabores y aromas que podemos encontrar.

También el agua tónica fue variando y mejorando, pudiendo encontrar diferentes tipos para cada gusto.

Si bien el famoso trago es conocido por tener unas rodajas de limón, se fueron sumando diferentes opciones.

La naranja, el pepino o algunos frutos rojos acompañan al gin dándole un sabor y un aroma muy característico.

También podemos encontrar tragos como el conocido Negroni, o algunos que no nos suenan tanto como el Tom Collins.

El Martini & Gin es otro clásico, luego encontramos el Corpse Reviver que también contiene Cointreau, jugo de limón y Lillet.

Si queremos un sabor más refrescante tenemos en Gin & Tonic Tropical, con hierbabuena, frambuesa y lima.

Como se dice por ahí, sobre gustos no hay nada escrito, por lo que la variedad existe debido a los gustos de la gente.

Una vez elegido el trago lo que viene después es disfrutarlo en casa, con familia o en alguna reunión.

Lo importante es disfrutar esa explosión de sabores lograda para satisfacer a los paladares más exigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.